martes, 16 de octubre de 2012

10 malos hábitos que debes evitar al usar tu smartphone

Por Andrea Bartz y Brenna Ehrlich*, especial para CNN





1. Escribir mensajes de texto, tuitear, enviar fotos por Instagram, etc., estando borracho
Ya son lejanos los días en que los únicos testigos de tus locuras alcohólicas eran tus compañeros de bar que te veían caer al suelo. Ya sea que puedas mantener la buena ortografía y sintaxis (confesando lo inconfesable) o que tus habilidades para escribir decaigan con rapidez, el alcohol y los celulares no van bien juntos.
2. Perder el tiempo con tu teléfono al tener un rato libre
Como lo escribe la autora Austin Kleon en su libro Roba como un artista, necesitamos un tiempo no planeado para fomentar la creatividad, un tiempo en que pasamos el rato y dejamos que nuestros pensamientos inconexos se conviertan en ideas geniales.
Pero si cada rato libre que tienes (mientras esperas en un semáforo en rojo, mientras haces fila en un restaurante, mientras vas por un elevador) lo vuelves en una excusa para revisar Instagram, simplemente no tendrás esas ideas artísticas (y no, Draw Something no cuenta).
3. Quejarse de manera pasivo-agresiva para que todo el mundo vea
Todos tenemos nuestras propias versiones de los llamados ‘problemas del primer mundo’, que son quejas frustradas con las injusticias menores de un mundo cruel. Eso es una realidad desde el principio de los tiempos. Pero ahora tenemos una infinidad de medios por donde expresarlos.
A nadie le importan tus recriminaciones contra tu ex o contra tu vecino o contra tu jefe, ¿está bien?
4. Tenerle miedo a usar, de hecho, el teléfono para llamar
Los teléfonos celulares y las tabletas han facilitado mucho la comunicación sin usar los buzones de voz. Esto es malo para las relaciones por muchas razones. Anais Nin simplemente lo odiaría. Simplemente marca y disfruta del placer de una conversación entre dos humanos.
5. Perderte el concierto de tu grupo favorito porque estás muy ocupado tomando fotos malas
Tu tío rockero tenía razón: los conciertos sí eran mejor antes, no necesariamente por la música sino porque el público de hecho pagó por prestar atención a los músicos y para cantar y bailar sus canciones en vez de estar sosteniendo sus teléfonos en el aire demorarse 30 segundos tratando de encontrar el botón de obturación en la pantalla.
6. Enviar fotos comprometedoras
El ritual de enviarse fotos lascivas solía ser una cuestión complicada que implicaba Polaroids y encuentras furtivos. Ahora, las personas sólo tienen que desnudarse, tomar la foto y enviarla. Analiza eso, Anais Nin.
7. Hacer de tus amigos tus nuevos enemigos grabando videos de ellos
Las videocámaras ahora están en aparatos pequeños y discretos en los que puedes revisar tu correo electrónico. Esto es una noticia potencialmente mala para aquellos con los que sales de fiesta, pues tienes en tus manos un dispositivo de grabación que puede humillarlos para siempre.
Establece unas reglas y usa tu cámara con juicio, para que no terminen humillando a un amigo con un video de su mal vocabulario o sus opiniones políticamente incorrectas.
8. Dejar que tu ira sea conocida por todo el mundo
Los humanos siempre han hecho cosas estúpidas cuando están fuera de quicio. Ahora, esas explosiones de ira las puede ver todo el mundo. Toma un respiro y deja tu smartphone a un lado si tienes rabia.
9. Escribir mensajes de texto mientras caminas
Rara vez uno puede hacer esas dos acciones al tiempo con éxito. Por urgente que sea, puede esperar unos minutos. O tú podrías, de hecho, llamar a esa persona a la que le quieres escribir con tanta urgencia (mira el error No. 4)
10. Usar tu teléfono en el baño
No. Simplemente no lo hagas.
*Nota del editor: Brenna Ehrlich y Andrea Bartz son los cerebros sarcásticos detrás del blog humorístico y del libro del mismo nombre Stuff Hipsters Hate.


publicado por  auspiciado por 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.